Creemos firmemente que como seres humanos podemos hacernos cocineros y constructores de nuestra mejor vida, solo necesitamos de la oportunidad de inventariar los recursos con los que contamos y la posibilidad de aprender a aprovecharlos, para darles un uso práctico, y así sirvan al disfrute personal, al beneficio familiar y social.

Aprendemos a vivir viviendo, con la experiencia. Si contamos con un espacio en el cual podamos ensayar y recrear aquellas situaciones que por lo general nos encontramos en el camino, nuestras posibilidades de salir airosos y fortalecidos de ellas serán cada vez mayores y mejores. Un espacio para aprender de la experiencia y no darnos tres golpes con la misma piedra, es lo que nos permite vivir en el presente, aquí y ahora, y sentir la tranquilidad de que tenemos nuestro futuro garantizado.

Existen aspectos psicológicos, emocionales que en momentos interfieren en nuestro rendimiento académico, laboral y afectivo, si tenemos la posibilidad de detectarlos y transformarlos a nuestro favor. Nuestra calidad de vida se verá favorecida al desarrollar un sistema de monitoreo automático (tipo antivirus) y las herramientas que nos permitan darnos cuenta de lo que nos sucede, para corregirlo en el camino sin necesidad de suspender nuestra vida para ello.

En los procesos psicoterapéuticos habituales, tienden a ser verbales, y se objetivan los procesos a través de la palabra, la cocina, similar al psicodrama, acorta notablemente la brecha que existe entre la representación verbal y el proceso al cual se hace alusión, similar a la diferencia que hay entre escuchar una novela en la radio y ver esa misma novela en la TV. Así, la cocina nos permite además de poder hacer alusión verbal al proceso, darle vida al involucrar el resto de los sentidos (el visual, táctil, olfativo, gusto) y pasar de estar determinado por el proceso (abstracto e intangible) a ser un participante activo e incluso creador del mismo.

A su vez, al disminuir notablemente el nivel de abstracción de los procesos psicológicos, facilita la integración y elaboración de los mismos, ofreciéndonos un terreno de ensayo y error tipo laboratorio que nos aporta la oportunidad de Aprender a escoger las experiencias, incorporarlas en nuestra vida y cocinar las emociones apropiadamente. Hacernos los mejores cocineros de nuestra vida, Para tener éxito, y calidad de vida en nuestro día a día.

 
 
 

Equipo En-Psitio

Equipo UDO

Equipo Hebraica